Creación de contenido corporativo

Photoshopear no es un verbo, pero debería…

La autosuficiencia me encanta, celebro la “autarquía” creativa: escribo, fotografío, diseño y programo un poquito ¡Caramba! Pero también sospecho que el trabajo en equipo tiene la ventaja de sumar talentos. Por eso, digamos que tengo una visión general y, al mismo tiempo, procuro la colaboración de especialistas.

Un día cualquiera necesito parir una idea importante. Y, como toda creación me importa, puede tratarse de una entrada de blog, un contenido fijo para una web corporativa, un reportaje periodístico, una infografía, una puesta en página o tuits de promoción.

Y digamos que el día es generoso en inspiración, el tema me resulta fácil y encuentro muy rápido una bonita idea. Gesto el concepto en mi cabeza, las palabras viajan ligeras y se acoplan. Surge una pieza coherente y viva… casi poesía, casi canción.

En ese sueño de día perfecto, cuento con un equipo de trabajo, creativo y comprometido, para afinar el mensaje. Intercambio ideas con redactores, con el editor, el fotógrafo, el diseñador y vamos construyendo la pieza final.

Pero, volviendo a la vida real digamos que el mundo es rápido y solitario y tengo que adaptarme a su ritmo.

La hora de entrega se acerca y el texto está casi listo.

Entonces, la imagen para mi composición es solo casi perfecta, no llega a la cima. Le sobra o le falta (una mosca, por decir algo).

Una pieza falta en la serie: es la directiva de la empresa menos un director que ese día estaba enfermo, casi toda la nueva producción menos un producto… eso es lo que me obliga a pedir al editor fotográfico o al diseñador –siempre que no sea periodismo, porque el periodismo narra solo hechos reales– que photoshopee el elemento ausente y complete la imagen.

El problema surge cuando mi compañero de trabajo está lejos y no puedo decir mi propuesta sino que me veo obligada a escribirla… ¿y cómo se escribe photoshopear? Busco en el utilísimo diccionario de la Real Academia Española y me asalta una nueva ausencia…

El idioma inglés pare tecnología a toda velocidad. Comprendo la brecha, no la discuto, pero me niego a pedir corten y peguen al ausente; ni quiero que inventen una adaptación. Entiendo la barrera contra el término efímero o traducible y prescindo del anglicismo cuando existe un equivalente coherente en español, pero me frustra que la RAE, después de tanto tiempo, no se haya ocupado del photoshopeo y no me aclare la ortografía del verbo (¿escribo “foto” en español, en inglés? ¿qué hago con el “shop”?).

Entiende, RAE, que mi editor fotográfico de confianza se encuentra en este momento a varios husos horarios de distancia, que debo escribirle un mensaje y me gusta escribir sin faltas de ortografía. Y como me dices que puedo escribir un “tuit”, “escanear” una imagen y otras cosas, quisiera que me dijeras cómo indicar el photoshopeo y, de paso, la manera correcta de conjugar un verbo tan útil en mi trabajo.

Y, además, entiende también, RAE, que a todos nos pasa; porque a veces una de varias tías falta a una fiesta familiar y necesitamos incluirla en la foto para olvidar que no pudo ir y para que el recuerdo –el relato, la canción, la poesía, la máquina, la pieza corporativa-publicitaria o la ficción– supere a la realidad.

Y aclaro que escribo sin intención comercial, y que sé que se puede “tunear” imágenes con otros programas… y, mira, que “tunear” sí está en el diccionario de la RAE ¿será por la alusión comercial?

¡Gracias, RAE, seguiremos en contacto!

Patricia Rondón Espín

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s